viernes, 10 de junio de 2011





De quan era més jove,gairebé adolescent.. de quan totes les paraules eren tan noves com tot el que anava descobrint i tenien tanta força que ara em resulten massa edulcorades:




Mañana efímera que me cubres de luz,
no dejes de esparcir sol por los obtusos tejados,
acaricialos para que se vuelvan suaves
y serán coladores rotos
para llover dentro de las casas
todo el amor de tu luz.
Entonces las gentes serán amables siempre
y sonreirán con el cuerpo todo el día,
como en las mañanas efímeras de luz.

Y si alguna vez te cierras como flor de invierno
ellos se amarán esperándote
y descubrirán la voluptuosidad de sus dedos,
la espiritualidad de sus carnes llenas de luz y alma,
el calor de su pelo,la llama de sus ojos,
la sangre bombeando en sus corazones...
Y mientras seguirán esperando tu caliente caricia
como en las mañanas efímeras de luz
en las que yo sueño con la intemporalidad de tus ojos,
mariposas negras...

3 comentarios:

rkl dijo...

CARAMBALABAMABA!!!
Osti tu Gemma, és preciós!!!
I el final tremenament bonic!No m'estranya que guanyessis un premi!
Et felicito per aquest riu de paraules boniques!

M dijo...

et semblarà massa edulcorat, però a mi m'ha semblat 'tremendu'.

plas plas plas!!

Mariquilla dijo...

Gemma, siempre me parecio precioso, pero ahora que lo re-leo despues de tantos anyos y con otra vision de la vida, me parece mucho mas intenso, mucho mas delicado, mucho mas precioso... me encanta, eres una artista! Me anyado al plas plas plas!